Recent Changes

Friday, September 15

  1. page Cuaderno de 2º Bach edited ... [9] César, expuesto el ejército y tomado un lugar idóneo para el campamento, cuando supo de lo…
    ...
    [9] César, expuesto el ejército y tomado un lugar idóneo para el campamento, cuando supo de los cautivos en qué lugar se habían acuartelado las tropas de los enemigos, dejados junto al mar diez cohortes y 300 jinetes, que servían de defensa para las naves, sobre la tercera vigilia avanza hacia los enemigos, no habiendo temido por las naves, porque las dejaba atracadas junto al ancla en un litoral accesible y abierto, y puso al frente a Q. Atrio para la defensa de las naves. Él mismo, habiendo avanzado casi 12000 pasos de noche, vió las tropas de los enemigos. Aquellos, habiendo avanzado hacia el río con la caballería y los carros, comenzaron a alejar a los nuestros de un lugar superior y a trabar combate. Rechazados por la caballería, se refugiaron dentro del bosque, habiendo alcanzado un lugar fortificado brillantemente por la naturaleza y por el trabajo, el cual habían preparado ya antes por causa de una guerra interna, según parecía: pues, cortados numerosos árboles, todos los accesos habían sido cerrados. Ellos mismos luchaban aislados desde el bosque e impedían que los nuestros entrasen dentro de las fortificaciones. Pero los soldados de la séptima legión, hecha la tortuga y tirado el montículo junto a las fortificaciones, tomaron el lugar y expulsaron a estos del bosque, recibidas unas pocas heridas. Pero César prohibió perseguir más largamente a aquellos que huían, porque desconocía la naturaleza del lugar y porque, consumida gran parte del día, quería que fuera dejado un tiempo para la construcción del campamento.
    [10] Al día siguiente de este día, por la mañana en tres veces envió a soldados y jinetes hacia la expedición para que persiguieran a estos que habían huido. Habiendo avanzado estos un poco de camino, como ya estuvieran lejanos en la mirada, los jinetes vinieron desde Quinto Atrio hacia César, los cuales anunciaran que en la noche anterior, habiendo surgido una enorme tempestad, casi todas las naves habían sido dañadas y habían sido empujadas en el litoral, porque ni aguantaban las anclas y cuerdas ni podían soportar la fuerza de la tempestad los marineros y pilotos; (los cuales anunciaran) que así pues había sido recibido un gran problema a partir de este rumbo de las naves.
    [11]
    TEXTOS ADAPTADOS
    PRAEDIUM ROMANUM
    Publio muestra con estas palabras su patria a sus amigos griegos: "Este jardín, esta casa, este campo, este viñedo y estos prados son de mi abuelo. Este lugar, donde yo mismo he nacido, amo mas que a la misma Roma eterna. Aquel mismo hombre bueno hace poco renovó con su mano esta casa, este establo y este edificio. Pero ahora nuestro abuelo nació en esta granja y en esta casa habitaron. Ellos mismos araron estos campos grandes de esta granja. En el altar vecino a este río ofrecieron victimas a los dioses."
    Entonces Alejandro responde estas cosas: "Nos gusta ese lugar, esa casa, donde naciste, no solo esa misma granja, sino también los lugares vecinos a esa granja. Pero mayormente tambien nos complace aquella pequeña ciudad, aquella bonita tierra en donde nosotros mismos nacimos, Grecia, nuestra querida patria. Siempre somos nostálgicos de aquellas tierras, a aquella tierra guardamos fidelidad. La tierra ajena para nosotros no es tan grata como aquel lugar agradable de nuestra patria. Pero nos alegramos mucho, porque nos ofreces ese animo amigo, esa hospitalidad rara y nos lo muestras todo".
    La leyenda de Prometeo
    Prometeo, con ayuda de Minerva, había creado a los hombres de la tierra y el agua. Luego había ofrecido el fuego del cielo a los hombres. Pues, al venir alguna vez al cielo, llevó consigo la antorcha ígnea desde el cielo a la tierra para los hombres. Así pues los hombres fueron hechos amos de las tierras y rivales de los dioses. Por esa causa Prometeo fue encadenado en el monte Cáucaso con unas cadenas férreas. Todos los días Júpiter enviaba un buitre para que desgarrara el pecho de Prometeo y comiese su hígado; pero esta parte del hígado, la cual el buitre había devorado durante el día, crecía por la noche, para que el buitre lo devorara de nuevo. Finalmente Hércules, movido por la misericordia, transpasó al buitre con flechas y liberó a Prometeo de las cadenas.
    La guerra de Troya
    Una ciudad famosa de Asia era Troya. Los troyanos habitaban la ciudad y peleaban con los griegos, pues los griegos asediaban Troya. La causa de la guerra es el hijo de Príamo, pero a la bella mujer de Grecia rapta y con ella huye. Muchos dioses apoyaban a los griegos. Muchos pueblos y dioses también apoyaban a los troyanos. Los griegos y los troyanos peleaban valientemente en campos anchos de Troya con diversa fortuna. Finalmente, los griegos asaltan Troya con un engaño y obtienen una clara victoria. Matan o capturan a los hombres, mujeres y niños. Destruyen los techos y los templos de la cuidad con hierro y llama vilmente.
    Sosias encuentra a su doble
    SOSIA: Digo la verdad, amo. Otro tiene toda mi imagen y es similar a mí. Él es igual que yo.
    AMPHITRUO: ¿Qué hablas?
    SOSIA: Aquel está con el mismo aspecto; avanza con los mismo pies; los mismos ojos, la misma nariz, la misma frente están en la misma cabeza; el mismo color de la misma barba. Tiene las mismas orejas, la misma boca. Ni la leche de la leche es más similar que aquel yo es similar a mí. Hizo las mismas cosas que yo, él mismo me lo dijo todo, no solo la pelea sino el botín, los enemigos y mi miedo. He conocido la fuerza y la virtud del mismo Sosia.
    AMPHITRUO: Loco!
    SOSIA: Digo la verdad. Ahora yo estoy en casa.
    AMPHITRUO: Tú no estas en casa: aquí estás conmigo. El mismo hombre no puede estar en dos lugares al mismo tiempo.
    SOSIA: Por el contrario yo estoy ciertamente aquí y allí: la cosa es así!
    AMPHITRUO: En dónde bebiste, hombre repugnantísimo?
    SOSIA: En ningún lugar he bebido sin duda alguna.
    AMPHITRUO: Entoces dices eso!
    SOSIA: Yo mismo digo. Oyes? Yo estoy en casa, digo, y junto a ti está presente el mismo Sosia. La cosa es de este modo.
    El lobo y la vieja
    El lobo tenía hambre y alrededor de las casas de los agricultores vagaba y quería comida. La mujer de la casa reprochaba al niño, el hijo pequeño: "Pequeño niño, ¿por qué lloras? Calla; si no callas, llamaré al lobo y el lobo te comerá" decía la ancianita al niño. El lobo alrededor de la casa escuchaba a la mujer y gozaba. Había tinieblas: el niño ya no lloraba, sino que dormía. Entonces la viejecita al niño le decía: "Si viene el lobo, lo mataremos". Y el lobo entonces dijo: "Si escucho a la ancianita no comeré y seré muerto".
    La paloma y la hormiga:
    Una paloma lavaba sus blancas plumas cerca de la orilla del agua y veía en el agua a una pequeña hormiga. La hormiga pedía a la paloma con muchas lágrimas. La paloma siega las hierbas y se la da a la hormiga. Al punto la hormiga nadaba y le daba muchas gracias a la paloma. El agricultor veía a la paloma y prepara sin tardanza las flechas; pero la hormiga ve al agricultor y le muerde. La flecha del agricultor caía a la tierra y la paloma blanca volaba hacia los aires.
    Dédalo e Icaro:
    Dédalo, hombre de gran inteligencia, estaba desterrado en la isla de Creta. Allí el tirano de Creta ofreció su hospitalidad a Dédalo, y Dédalo construyó un gran laberinto para el tirano. Sin embargo después el tirano encerró a Dédalo con su hijo en el laberinto. Entonces Dédalo preparó con plumas y cera las alas y las colocó sobre sus hombros. Después escapó con su hijo.El niño agitaba las alas en el cielo, pero la cera de las alas se deshace y el desdichado niño cae a las aguas.Entretanto Dédalo marchó a Italia y en un hermoso templo consagró las alas.
    El lobo y el cordero adaptación Fedro:
    Un lobo y un cordero bebían agua en la orilla de un río. El lobo estaba más arriba y mucho más abajo estaba el cordero. El cordero era pequeño e inocente, pero la audacia del lobo era grande. Los corderos y los ciervos temen a los lobos, pues los lobos a menudo devoran a los corderos. El cordero ve al lobo e intenta la huida, pero el lobo ve también al cordero y busca un motivo de injuria. Por tu causa, dice, el agua está turbia. Pero el cordero responde: Tú bebes más arriba y el agua viene desde ti. Sin embargo el lobo injusto hiere al temeroso cordero y lo devora.De ese modo los hombres injustos a menudo orimen con motivos fingidos a hombres enfermos e inofensivos.
    La vida rústica
    La vida rústica de los hombres es mucho más antigua que la urbana, porque en tiempos antiguos los hombres cultivaban los campos y vivían en el campo, pues todavía no tenían ciudades.La divina naturaleza entregó las tierras a los hombres, la habilidad humana edificó ciudades.
    No solo el cultivo de la tierra es más antiguo, sino que también es mejor para el hommbre que la vida urbana. Así pues no sin motivo nuestros antepasados hacían volver a menudo a sus ciudadanos desde la ciudad a los campos, porque en la paz los campesinos romanos alimentaban a los demás ciudadanos y en la guerra defendían valientemente su patria.Así pues, en la paz y en la guerra, los agricultores que cultivaban la tierra pasaban una vida piadosa y útil en los campos.Los agricultores vivían en el campo en las aldeas y poblados de donde tomó su origen como nombre pagano, esto es, hombre rústico e inculto, el cual cultiva a menudo supersticiones vacías en lugares agrestes y en aldeas.
    En tiempos antiguos era feliz aquél que cultivaba los campos paternos. Ahora los romanos ricos todos los años en verano buscan sus villas, situadas en el campo no lejos de las orillas de los ríos o en la costa del mar. En la villa no solo los señores y los esclavos tienen casas, sino también jumentos, caballos, vacas, ovejas y demás ganado tienen enormes establos y los carros amplios techos.
    La villa es abundante en cerdo, gallina, cordero, queso. Los esclavos aran la tierra con el arado, cuidan las viñas y los olivares.El pastor da pasto a las ovejas. La primavera ofrece flores.En primavera todas las cosas ríen en los campos, los prados y los árboles florecen. El verano es abundante en cosechas. En otoño el rústico coge la uva madura y los mostos fluyen bajo el desnudo pie.Luego los agricultores echan las semillas hacia el suelo fértil. En invierno reúnen el aceite.
    A veces el jabalí arrasa los campos y hiere a muchos agricultores. Entonces los cazadores preparan venablos y redes para la caza y hacen salir de las cuevas a la fiera con los perros y azuzan a ésta en los bosques. Finalmente los perros rodean al feroz jabalí. Los ojos de la fiera arden. De repente el monstruo corre hacia los perros y esparce la jauría de perros. Pero los cazadores matan la fiera con los venablos.
    Ecce gratum et optatum ver reducit gaudia.
    Este invierno fue largo y áspero. Pero el invierno marchó ya y el hielo es disuelto por el sol cálido de la primavera. Ahora los árboles han sido adornados por nuevas hojas. Nadie permanece en casa. Yo también avanzo hacia el campo con mi hermano en días festivos y allí llevo los días agradables. ¡Qué alegres son los hermosos viajes a través de los campos adornados con variadas flores!
    Alguna vez muchos amigos vienen a mi villa y cerca de la villa se sientan junto a las anchas sombras de la higuera. Luego me apresuro ocultamente hacia el riachuelo cercano con los amigos y subimos al bote.
    Un amigo dice: "Somos cartagineses. Desde Numidia hacia Sicilia navegamos". Alguna vez uno de los amigos se lanza desde la barquita hacia las frías olas.
    Vivimos tiempos alegres en el campo. Pero la alegría de ninguna cosa, nada de todo el mundo, que es hermoso, es duradero. Pocos nos parecen esos hermosos días, después de los cuales marcharemos a casa desde el campo, porque el maestro nos espera ya en la escuela.
    C.Antonius in tablino
    C.Antonio está en su despacho. El despacho de C.Antonio era grande y hermoso.Tenía paredes adornadas y los libanes eran suntuosos. Estico, fiel esclavo, administra la casa rústica de C.Antonio y ahora paga el cálculo de la administración. Todos los esclavos no son fieles, porque el amor de la libertad es grande en el hombre y la esclavitud es contraria a la libertad. El acuerdo de los esclavos es triste. El esfuerzo es malo, la paga ninguna aunque alguna vez los esclavos tienen algún peculio. El señor ordena azotar a los esclavos si no trabajan rápidamente. El esclavo así pues teme al señor y tiene odio. Muestra temor abiertamente sin embargo no muestra odio abiertamente. Pero si hay oportunidad no conserva su oficio. Estico es un esclavo antiguo de la familia de C.Antonio. Conoció a Antonio de niño. A menudo Estico ayudó a Antonio. Así pues Antonio quiere a Estico.
    C.Antonio vio las tablas de administración y se hizo alegre.
    Pues la villa resplandecía. C.Antonio dio la libertad a Estico.
    Porque tu fuiste fiel esclavo largo tiempo dijo C.Antonio, te daré la libertad. Aunque tu eres hombre libre ¡sin embargo quédate con nosotros!.
    Estico ya es un liberto. -Oh! dijo Estico emocionado-, en efecto permanece con vosotros, pero la libertad es queridísima para mi. Estico dió un beso en la mano a su amo. Pseudolo, el joven esclavo, también estaba ansioso de la libertad. Vió la favorable fortuna de Estico y dijo a su señor: Si yo hago bien mi trabajo. Me darás la libertad?- Quizá, dice Gayo Antonio -Retén tu fé y trabaja diligentemente. La Libertad es un premio importante.
    Antiguos dioses romanos
    En un principio los romanos, linaje de agricultores, habían invocado rudos espíritus. Invocaban en efecto a Júpiter, dios del cielo y del rayo; a Marte, señor del invierno y la tempestad; a Saturno, responsable de la simiente y los campos; a Término, guardián de sus fronteras; a Silvano, dios de las selvas y los bosques; a Ceres, diosa de los cereales y las hierbas; a Venus, señora de las flores; a Palas, propicia para el ganado y para los pastores.
    Posteriormente los romanos aumentaron los nombres de los dioses con nuevas fábulas y ante todo llamaron a Júpiter el padre de los hombres y de los dioses y por último Tarquinio el Soberbio, último rey de los romanos, edificó en el monte Capitolio un templo magnífico a Júpiter Óptimo Máximo.
    Guerra del Peloponeso
    Las diferencias de las ciudades arruinaron Grecia. La Esparta envidiosa de gloria y poder de los atenienses reunió a corintios y tebanos, contra los atenienses. En el inicio de la guerra, sucediendo las cosas prosperamente a los atenienses, una horreda peste arrasó la ciudad y los campos áticos, al mismo Pericles cogió y mató.
    Epístola anunciando la victoria sobre los piratas
    Q. Munacio Rufo dice salud a su hijo. Sexto, hijo mío, he escrito mi carta en Atenas. La Guerra que habíamos llevado algunos días llega a su final. Muchos son los piratas, que hemos capturado. Ahora nosotros tenemos las ciudades de las que fueron dueños. Pompeyo, cuyo nombre es "el grande" hará un triunfo. Los soldados de éste tendrán también la gloria que Pompeyo tiene.Sin embargo yo no será un soldado fanfarrón. T e contaré todas las cosas que hemos hecho. En esta nave, vuelvo a Roma, en la que siempre navegué y que verás en el puerto. Seré alegre cuando esté en Roma. En efecto hacer la Guerra no es siempre agradable. Adiós!
    La ciudad de roma
    Rómulo eligió el lugar de la ciudad con la misma oportunidad , pues fundó la ciudad de Roma en las orillas del río Tiber , no lejos de la costa del mar. En el río Tiber los romanos hicieron después abundantes puentes. En primer lugar construyeron el puente Subliceo el cual lo defendio en otro tiempo Horacio , hombre famoso , luchando fuertemente contra los enemigos. Después hicieron el puente Emilio. Hay en el r.io una pequeña isla , que el puente Fabricio unía a la ciudad y entre esta isla y los campos estaba el puente Cestio. Rómulo construyó las antiguas murallas de la ciudad con gran cuidado. Estas murallas fortificaban solo el monte Palatino. Después los romanos aumentaron algunas veces por crecimiento de la república estas murallas porque eran demasiado pequeños y fortificaron muchas y elevadas colinas con fuertes murallas. De estas colinas una ciudadela de la ciudad y sede del templo de Júìter era el capitolio. En Roma habían muchas puertas , pues muchos caminos llevaban desde la ciudad hacia todas las regiones de Italia. La vía Apia era la reina de las calzadas. En los grandes triunfos por la vía Sacra los generales avanzaban victoriosos hacia el foro con su ejército y desde allí subían al Capitolio para que dieran las gracias a los dioses por la victoria. Fuera de los muros , en el campo Martio , los soldados en otro tiempo se ejercitaban con las armas , después los ciudadanos se paseaban después de los negocios por este lugar con los amigos o se sentaban en la verde hierba y allí los jóvenes romanos fortalecían con muchos juegos y ejercicios variados. El foro romano estaba abierto entre el capitolio y la colina palatina , y el templo de la Vesta de Rostra y de Curia y muchos otros edificios hermosísiomos adornaban a este. En el circo Máximo situado entre el Palatino y el Avetino los romanos celebraban los juegos.
    Poema de Catulo
    Vivamos, mi Lesbia y amémonos y estimemos todos los rumores de los ancianos más severos en un as.
    Los soles pueden ocultarse y volver a salir: Tan pronto como cae la breve luz, una noche perpetua ha de ser dormida por nosotros.
    Dame mil besos, después cien, después otros mil, después unos segundos cien.
    Fábula del león y el ratón
    Mientras que el león dormía en el bosque, los rústicos ratones jugaban. Uno de los ratones saltó por azar sobre el durmiente. El león, que había sido despertado, al miserable ratón agarró con un feroz golpe. El ratón ruega perdón; "fue pecado de imprudencia", dijo. El rey del bosque lo perdonó y lo soltó. Tras pocos días, el león, caminando por la noche, cayó a un foso. Habiendo sido capturado por unos lazos, empezó a rugir con máxima voz. El ratón corre junto al desmesurado sonido del león inmediatamente. "No debes temer", dijo, "yo devolveré un favor igual a tu gran beneficio". Luego roe las ataduras y nervios con los dientes y soltó los lazos. Así devolvió el ratón al león capturado a los bosques.
    Dies festus Romae
    Gayo dice a Alejandro: “Ya se acercan días festivos”. El número de días festivos de la república romana es grande. El pueblo romano celebra los días festivos con gran afición. Por la mañana en la llanura del foro romano vemos una gran procesión. Nosotros oramos en el Capitolio a los dioses y diosas en favor de la república. Después del mediodía el pueblo contempla grandes juegos en el Circo Máximo. ¡Qué hermosa es Roma en días festivos!
    Gayo en los días festivos no asistía a la escuela y estaba contento. Alguna vez accedía al circo y veía los toros con grandes cuernos entregados. Después él asistía a los juegos escénicos y en la hora oportuna estaba para cenar en casa. La vida de las muchachas y los muchachos era agradable en las ferias. Pero ahora Gayo ya no es un niño, sino que está al frente de un consulado y por la república conduce la vida con buena confianza.
    Los Saguntinos ante la amenaza de Aníbal
    Cuando con los Saguntinos todavía no era la guerra, ya era causa de guerra. Entonces los Saguntinos enviaron un legado a Roma, y además pidieron auxilio para una guerra ya no dudosa. Entonces los cónsules en Roma eran Publio Cornelio Scipión y Publio Valerius Longo. También los romanos enviaron a los legados , P. Valerium Flaccum y Q. Baelium Panphilum, hacia Sagunto junto a Aníbal y hacia Cartago. Mientras Aníbal asaltó Sagunto. Sagunto era la ciudad más rica más allá del Ebro. Los habitantes de los saguntinos eran originarios de la isla de Zacinto.
    Homo vere romanus
    Quintio Cincinato fue senador romano, quién ya era cónsul antes. Extremo era el amor de él de la patria. Entonces como era costumbre, él mismo cultivaba el campo con gran afición. Ni siquiera los más altos honores cambiaron las modestas costumbres de aquel hombre. Alguna vez uno de los dos cónsules había sido superado por los Ecuos. En peligro extremo los senadores envían tres legados hacia Cincinato. Desde el arado lo llama a él dictador hacia ellos. Aquel dictador libró a los Ecuos en una conquista y liberó a la patria del miedo. Entonces triunfó según la costumbre de los emperadores victoriosos. Pero después de este importantísimo honor aquel brillante vencedor araba de nuevo su campo según la costumbre paterna.
    El piadoso Eneas
    Eneas oyó las palabras premonitorias de Venus, su madre. Sobre los hombros lleva a su padre Anquises y con sus esclavos y familiares acompaña a su esposa Creusa. En la noche entre el brillo del fuego por las vías y por los muros huye con el padre Anquises y el hijo Ascanio: debe obedecer a los dioses y fundar una nueva patria. La noche era oscura y en el cielo brillaba la luna pálida, sin embargo el viejo Anquises por las tinieblas de la noche las armas brillantes de los enemigos ve y dice: "Hijo, hijo, rápidamente huye. Los enemigos se aproximan". Así todos hacia el antiguo templo de Ceres llegan, pero solo Creusa faltaba. Eneas, encendido por una gran ira, regresa a Troya y busca por las casas y las vías a su amadísima mujer inútilmente. Pero he aquí, la infeliz imagen y sombre de Creusa aparece ante los ojos en la noche y dice: "Irás a la tierra Hesperia. Allí encontrarás otra esposa, Lavinia. Ya adiós, tu salva a tu hijo Ascanio, amor común". Eneas escuchó aquellas tristes palabras, a Creusa desea comprender, pero en vano. Creusa huye muy similar a los vientos rápidos y igual a un volátil sueño.

    {http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/7d/Freising_manuscript.jpg/300px-Freising_manuscript.jpg}
    ANTOLOGÍA DE DIVERSOS TEXTOS
    FRASES
    1) Nada es peor que el deshonor.
    (view changes)
    5:19 am

Wednesday, June 14

  1. page space.menu edited ... Cuaderno de 2º Bach Cuaderno de Griego Literatura EBAU EvAU Mitología Historia de Roma
    ...
    Cuaderno de 2º Bach
    Cuaderno de Griego
    Literatura EBAUEvAU
    Mitología
    Historia de Roma
    (view changes)
    1:33 am

Monday, May 29

More