LA ROMANIZACION

A lo largo de los siglos la dominación de los Romanos en las provincias de Hispania, las costumbres, leyes y en todo el conjunto el modo de vida romana.
Se extinguió por la mayoría de los pueblos bárbaros, y una gran cantidad de Romanos que emigraron formando la cultura hispano-romana.
Los romanos en los lugares donde se asentaban realizaban una serie de avanzes muy importantes:
- Creación de infraestructuras, lo que favorecia la comunicación entres los distintos asentamientos romano
- Bienes publicos como por ejemplo acueductos, alcantarillados, termas, anfiteatros, teatros

Foto del acueducto romano de Segovia


ASENTAMIENTOS ROMANOS
El imperio Romano también creo muchas ciudades las cuales aun permanecen vigentes en la actualidad como por ejemplo las siguientes provincias:

Italica: fue la primera ciudad puramente romana fundada en Hispania. Al finalizar la Segunda Guerra Púnica, Escipión «el Africano» repartió entre las legiones romanas parcelas de tierra en el valle del río Betis (actual Guadalquivir), de forma que, aunque Itálica nace como un hospital de campaña para los heridos de la Batalla de Ilipa, se convirtió posteriormente en un asentamiento de veteranos de guerra y luego en un municipio, en la margen oeste del río Betis en 206 a. C.

Carthago nova: Fundada alrededor del año 227 a. C. por el general cartaginés Asdrúbal el Bello con el nombre de Qart Hadasth ('Ciudad Nueva'), sobre un posible asentamiento tartésico de nombre Mastia. Situada estratégicamente en un amplio puerto natural desde el que se controlaban las cercanas minas de plata de Carthago Nova.
Fue tomada por el general romano Escipión //el Africano// en el año 209 a. C. en el transcurso de la segunda guerra púnica con el fin de cortar el suministro de plata al general Aníbal.

OBRAS MILITARES
Tambien realizaron una serie de infraestructuras militares, ya que se encontraban enfrentados a los cartagineses,
Unos de los ejemplos mas claros de estas obras militares fueron,
Campamentos: las mayoría de ellos estaban realizados de materiales poco resistentes, pero algunos eran construidos con piedras y mas fuertemente para que pudiesen resistir en inviernos, esto hizo que algunos llegasen a convertirse en el centro de algunas poblaciones como es el caso de León.

Murallas: Una vez establecida una colonia o un campamento estable, la necesidad de defender estos núcleos conllevaba la construcción de potentes murallas. Los romanos heredaron y aun mejoraron la tradición poliorcética de los griegos, y erigieron importantes murallas, habitualmente con la técnica del doble paramento de sillares con un relleno interior de mortero, piedras y hormigón romano. El espesor del paño podía oscilar entre los cuatro hasta incluso los diez metros. Tras el periodo de la pax romana, en que estas defensas eran prescindibles, las invasiones de los pueblos germánicos reactivaron la construcción de murallas.
Algunas ciudades siguen manteniendo hasta la actualidad esa murallas como es el caso de: Zaragoza, Lugo, León…

Muralla romana de Lugo ( Galicia)


OBRAS CIVILES

Calzadas: crearon una serie de vías para circular por sus territorios, estas vías eran muy complejas a la hora de realizarlas, pero muy perfectas, tenian el siguiente esquema que se representa gráficamente,

Las vías mas importantes como por ejemplo pueden ser “ la vía lata” conocida vía de la plata, también estaba la vía augusta que era la vía mas larga que constaba de 1500 Km y varios tramos

.

Puentes: Los puentes romanos, complemento indispensable de las calzadas, permitían a éstas salvar los obstáculos que suponían los ríos, que en el caso de la Península Ibérica pueden llegar a ser muy anchos. Ante este desafío que la geografía presentaba a Roma, ésta respondió con las que tal vez sean las más duraderas y fiables de sus construcciones. Aunque también se construyeron una gran cantidad de puentes de madera sobre los cauces menores, hoy conocemos por «puente romano» a las construcciones de piedra.

Puente de Córdova

Acueductos: Un núcleo urbano importante precisaba ante todo un aporte de agua constante que permitiera el abastecimiento de miles de personas concentradas en un mismo lugar que podía encontrarse en ocasiones a varios kilómetros de distancia de las fuentes naturales de agua, sí. Para conseguir este flujo continuo de agua se construyeron los acueductos.

Acueducto de tarragona