LINGUA LATINA PER SE ILLUSTRATA: FAMILIA ROMANA

CAPITULUM PRIMUM. IMPERIUM ROMANUM

Roma está en Italia. Italia está en Europa. Grecia está en Europa. Italia y Grecia están en Europa. Hispania también está en Europa. Hispania, Grecia e Italia están en Europa.
Egipto no está en Europa, Egipto está en África. La Galia no está en África, la Galia está en Europa. Siria no está en Europa, sino en Asia. Arabia también está en Asia. Siria y Arabia están en Asia. Germania no está en Asia, sino en Europa. Britania también está en Europa. Germania y Britania están en Europa.
¿Está la Galia en Europa? La Galia está en Europa. ¿Está Roma en la Galia? Roma no está en la Galia. ¿Dónde está Italia? Italia está en Europa. ¿Dónde están la Galia e Hispania? La Galia e Hispania están en Europa.
¿Está el Nilo en Europa? El Nilo no está en Europa. ¿Dónde está el Nilo? El Nilo está en África. ¿Dónde está el Rin? El Rin está en Germania. El Nilo es un río. El Rin es un río. El Nilo y el Rin son ríos. El Danubio también es un río. El Rin y el Danubio son ríos en Germania. El Tíber es un río en Italia.
El Nilo es un río grande. El Tíber no es un río grande, el Tíber es un río pequeño. El Rin no es un río pequeño, sino un río grande. El Nilo y el Rin no son ríos pequeños, sino que son ríos grandes. El Danubio también es un río grande.
Córcega es una isla. Córcega y Cerdeña y Sicilia son islas.
Britania también es una isla. Italia no es una isla. Sicilia es una isla grande. Malta es una isla pequeña. Britania no es una isla pequeña, sino que es una isla grande. Sicilia y Cerdeña no son islas pequeñas, sino que son islas grandes.
Brundisio es una ciudad. Brundisio y Túsculo son ciudades. Esparta también es una ciudad. Brundisio es una ciudad grande. Túsculo es una ciudad pequeña. Delfos también es una ciudad pequeña. Túsculo y Delfos no son ciudades grandes, sino que son ciudades pequeñas.
¿Dónde está Esparta? Esparta está en Grecia. Esparta es una ciudad griega. Esparta y Delfos son ciudades griegas. Túsculo no es una ciudad griega, sino que es una ciudad romana. Túsculo y Brundisio son ciudades romanas. Cerdeña es una isla romana. Creta, Rodas, Naxos, Samos, Quíos, Lesbos, Lemnos, Eubea son islas griegas. En Grecia hay muchas islas. En Italia y en Grecia hay muchas ciudades. En Galia y en Germania hay muchos ríos. ¿Hay muchos ríos y muchas ciudades en Arabia? En Arabia no hay muchos, sino pocos ríos y pocas ciudades.
¿Es Creta una ciudad? ¡Creta no es una ciudad! ¿Qué es Creta? Creta es una isla. ¿Es Esparta una isla? ¡Esparta no es una isla! ¿Qué es Esparta? Esparta es una ciudad. ¿Qué es el Rin? El Rin es un río grande. ¿Es pequeño el océano Atlántico? No es pequeño, es un océano grande.
¿Dónde está en imperio Romano? El imperio Romano está en Europa, en Asia, y en África. Hispania, Siria y Egipto son provincias romanas. Germania no es una provincia romana: Germania en el imperio romano no está. Pero la Galia y Britania son provincias Romanas. En el imperio Romano hay muchas provincias. ¡Grande es el imperio Romano!

LETRAS Y NÚMEROS
El uno y el dos son números. El tres también es un número. Uno, dos y tres son números romanos. Uno y dos son números pequeños. Mil es un número grande.
A y B son letras. C también es una letra. A, B y C son tres letras. A es la primera letra, B es la segunda letra y C es la tercera letra. Gamma es una letra griega. C es una letra latina. La C y D son letras latinas. Gamma y delta son letras griegas. Fluvius y oppidum son palabras griegas. Ubi también es una palabra latina. En la palabra ubi hay tres letras. En el primer capítulo hay mil palabras.

En la palabra insula hay seis letras y tres sílabas: silaba primera in- , segunda -su- , tercera -la. En la palabra non hay tres letras y una silaba.

¿Qué es tres? Tres es un número romano. ¿Qué es gamma? Gamma es una letra griega. ¿C es una letra griega? No es una letra griega, sino que C es una letra latina. ¿Es B la primera letra? No es la primera letra, sino que es la segunda. ¿Qué es non? Non es una palabra latina. Non, sed, magnus, numerus son palabras latinas. ¡Vocabulum también es una palabra latina!

CAPITULUM SECUNDUM. FAMILIA ROMANA

Julio es un hombre romano. Emilia es una mujer romana. Marco es un niño romano. Quinto también es un niño romano. Julia es una niña romana.
Marco y Quinto no son hombres, sino niños. Julio, Medo y Davo son hombres. Emilia, Delia y Syra son mujeres. ¿Es Julia una mujer? Julia no es una mujer, sino una niña pequeña.

Julio, Emilia, Marco, Quinto, Julia, Syra, Davo, Delia y Medo son una familia romana. Julio es el padre. Emilia es la madre. Julio es el padre de Marco y Quinto. Julio también es el padre de Julia. Emilia es la madre de Marco, Quinto y Julia. Marco es hijo de Julio. Marco es hijo de Emilia. Quinto también es hijo de Julio y Emilia. Julia es hija de Julio y Emilia.
¿Quién es Marco? Marco es un niño romano. ¿Quién es el padre de Marco? Julio es el padre de Marco. ¿Quién es la madre de Marco? Emilia es la madre de Marco. ¿Quién es Julia? Julia es una niña romana. ¿Quién es la madre de Julia? Emilia es la madre de Julia. Julio es el padre de Julia. Julia es la hija de Julio. ¿Quiénes son los hijos de Julio? Los hijos de Julio son Marco y Quinto. Marco, Quinto y Julia son tres hijos. Los hijos son niños y niñas. Marco, Quinto y Julia son los hijos de Julio y Emilia. En la familia de Julio hay tres hijos: dos hijos y una hija.
¿Es Medo hijo de julio? Medo no es hijo de Julio, Medo es el esclavo de Julio. Julio es el dueño de Medo. Julio es el dueño del esclavo. Davo también es un esclavo. Medo y Davo son dos esclavos. Julio es el dueño de Davo y Medo. Julio es el dueño de los esclavos y es el padre de los hijos.
¿Es Delia hija de Emilia? Delia no es la hija de Emilia, Delia es una esclava de Emilia. Emilia es la dueña de Delia. Emilia es la dueña de la esclava. Syra también es una esclava. Delia y Syra son dos esclavas. Emilia es la dueña de las esclavas.
¿De quién es esclavo Davo? Davo es esclavo de Julio. ¿De quién es esclava Syra? Syra es esclava de Emilia.
¿Cuántos niños hay en la familia de Julio? En la familia de Julio hay tres niños. ¿Cuántos hijos y cuantas hijas? Dos hijos y una hija. ¿Cuántos esclavos hay en la familia? En la familia hay 100 esclavos. En la familia de Julio hay muchos esclavos, pocos hijos. Julio es el dueño de muchos esclavos.
"Dos" y "tres" son números. "Cien" también es un número. El número de los esclavos es 100. El número de hijos es tres. Cien es un número grande. Tres es un número pequeño. El número de esclavos es grande. El número de hijos es pequeño. En la familia de Julio hay un número grande de esclavos, un número pequeño de niños.

Medo es un esclavo griego. Delia es una esclava griega. En la familia de Julio hay muchos esclavos griegos y muchas esclavas griegas. ¿Es Emilia una mujer griega? Emilia no es una mujer griega, sino romana. Julio no es un hombre griego, sino romano. Esparta es una ciudad griega. Esparta, Delfos y Túsculo son tres ciudades: dos ciudades griegas y una ciudad romana. En Grecia y en Italia hay un gran número de ciudades. En Galia hay un gran número de ríos. Los ríos de Galia son grandes. ¿Son grandes los ríos de África? En África hay un rio grande: el Nilo; los demás ríos de África son pequeños. ¿Son grandes las islas griegas? Creta y Eubea son dos islas grandes; las demás islas griegas son pequeñas.

¿Quién es Cornelio? Cornelio es un señor romano. Julio y Cornelio son dos señores romanos. Medo no es el esclavo de Cornelio. Medo es el esclavo de Julio.
-Cornelio: ¿De quién es esclavo Medo?
-Julio: Medo es mi esclavo.
-Cornelio: ¿Es Davo tu esclavo?
-Julio: Davo también es mi esclavo. Mis esclavos son Medo y Davo y muchos más…
-Cornelio: ¿Es Delia esclava tuya?
-Julio: Delia es esclava mía, y Syra también es esclava mía. Mis esclavas son Delia y Syra y muchas más. Mi familia es grande.
-Cornelio: ¿Cuántos esclavos hay en tu familia?
-Julio: En mi familia hay cien esclavos.
-Cornelio: ¿Qué?
-Julio: El número de mis esclavos es cien.
-Cornelio: ¡Cien esclavos! ¡Es grande el número de tus esclavos!
TU LIBRO LATINO
He aquí dos libros latinos: el libro antiguo y el libro nuevo. “Lingua Latina” es tu primer libro latino. El título de tu libro es “Lingua Latina”. Tu libro no es antiguo, sino nuevo. En “Lingua Latina” hay muchas páginas y muchos capítulos: capítulo primero, segundo, tercero, etc.… “Imperium romanum” es el título del primer capítulo. El título del segundo capítulo es “Familia Romana”. En el capítulo segundo hay seis páginas. En la primera página del segundo capítulo hay muchas palabras nuevas: vir (hombre), femina (mujer), puer (niño), puella (niña), familia (familia), etc. ¡El número de palabras latinas es grande!

CAPITULUM TERTIUM. PUER IMPROBUS
ESCENA PRIMERA.
-Personajes: Julia, Marco, Quinto.
Julia canta: "Lalla". Julia está feliz.
Marco: "St". Marco no está feliz.
Julia canta: "Lalla, lalla"
Marco está enfadado.
Julia canta: "Lalla, lalla, lalla"
Marco pega a Julia.
Julia ya no canta, sino que llora: "Uhuuhu"!
Marco se ríe: "Hahahae"
Quinto ve a Marco. Marco no ve a Quinto.
Quinto: ¿Por qué? Marco pega a la niña, y se ríe.
Quinto está enfadado y pega a Marco. Marco ya no se ríe. Marco enfadado le pega a Quinto.
Julia: ¿Dónde está mamá? Julia no ve a Emilia.
Julia llama a Emilia: "Madre! Marco le pega a Quinto".
Marco (enfadado):"St". Marco le pega a Julia.
Julia llora y llama a Emilia. "Mamá, mamá, Marco me pega".
Emilia viene.

ESCENA SEGUNDA
Personajes: Emilia, Julia, marco, Quinto
Emilia pregunta:"¿quién me llama?"
Quinto responde: "Julia te llama"
Emilia pregunta a Quinto:"¿Por qué Julia llora?"
Quinto responde: "Julia llora porque Marco le ha pegado"
Emilia: "¿Qué?, ¿el niño le pega a la niña pequeña? ¿Por qué Marco pega a Julia?"
Quinto: "Porque Julia canta".
Emilia: "Oh, Julia, mi hija pequeña! Marco no es un niño bueno; Marco es un niño malo".
Quinto: "Julia es una niña buena"
Emilia pregunta a Quinto:"¿Dónde está Julio? ¿Por qué no viene?
Emilia no ve a Julio".
Marco responde: "Padre está dormido"
Quinto: "Madre no te pregunta a ti, sino a mí"
Emilia: "Sf, niños. ¿Dónde está padre?
Quinto: "Julio no está aquí, sino que está Marco"
Quinto llama a Julio: "¡Padre, pa-dre!"
Julio no oye a Quinto y no viene. ¿Por qué Julio no oye a Quinto? Julio no le oye porque está dormido
Marco: "Jajae, padre está dormido y no te oye!"
Emilia: "¡fu, niño!" Emilia está enfadada. La madre pega al hijo: tuxtax, tuxtax
Marco llora: "uhuhuh"
Julio lo oye. Padre ahora no está dormido

TERCERA ESCENA
-Personajes: Julio, Emilia, Julia, Marco, Quinto.
Quinto: Padre viene.
Emilia no escucha a Quinto, porque Julio llora.
Julio ve a Quinto y le pregunta: ¿Por qué llora Marco?
Quinto responde: Marco llora porque madre le golpea.
Julio: Pero ¿por qué golpea madre a Marco?
Quinto: Golpea a Marco porque es un niño malo. ¡Marco pega a la niña pequeña!
Julia: Mama, padre está aquí.
Emilia ve a Julio.
Emilia: ¡Tu hijo Marco es malo!
Julio: ¡Niño!. Un niño bueno no pega a una niña. ¡Un niño que pega a una niña pequeña es malo!
Julio enfadado golpea al niño malo: tuxtax, tuxtax, tuxtax…
Marco llora. Quinto está feliz y ríe. Julia no está feliz y no ríe. ¿Por qué Julia no está feliz? No está feliz, porque Marco llora. ¡Julia es una niña buena!
El niño ríe. La niña llora. ¿Quién es el niño que ríe? El niño que ríe es Marco. ¿Quién es la niña que llora? La niña que llora es Julia.

Marco, que pega a la niña, es un niño malo. La niña a la que pega Marco es Julia. Julia llama a Emilia. Emilia, a la que Julia llama, es la madre de los niños. Emilia golpea al niño. El niño al que Emilia golpea es Marco.
¿A quién llama Quinto? Quinto llama a Julio. Julio, al que Quinto llama, es el padre de los niños. Julio no escucha a Quinto. ¿A quién escucha Julio? Julio escucha a Marco. El niño al que Julio escucha es Marco.
La niña que canta está feliz. La niña que no llora está feliz. ¡El niño que pega a la niña es malo!

CAPITULUM QUARTUM. DOMINUS ET SERVI

ESCENA PRIMERA
-Personajes: Julio, Emilia, Medo.
La bolsa de Julio no es pequeña. En la bolsa de este hay dinero.
Julio tiene dinero en la bolsa
Emilia ve la bolsa y pregunta a Julio: "¿Cuántas monedas hay en la bolsa?"

Julio contesta: "Cien".
Emilia: "¿Aquí hay cien monedas?"
Julio cuenta el dinero: " uno, dos, tres, cuatros, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, ¿Qué? ¿Sólo diez?
Julio de nuevo cuenta el dinero: " uno, dos, tres, cuatro...nueve. diez". El número de las monedas no es cien, sino sólo diez.
Julio: "¿Qué? En mi bolsa no hay cien, sino diez monedas. ¿Dónde están las demás monedas? ¿Dónde están mis esclavos?"

Medo: "Tu esclavo Medo está aquí".
Julio ve a su esclavo Medo, pero no ve a Davo. Medo está presente. Davo no está presente, sino ausente. Julio, Emilia y Medo están presentes. Davo y los demás esclavos están ausentes.
Julio: "¿Qué? Solo un esclavo está aquí. ¿Dónde está Davo? Llama a Davo".
Medo llama a Davo: "¡Davo!" Pero Davo no escucha a Medo ni viene.

Medo llama de nuevo a Davo: "¡Da-vo! ¡Ven!"
Davo viene. Ya están presentes dos esclavos.

ESCENA SEGUNDA
Davo, que no ve a su amo, pregunta a Medo: "¿Qué hay, Medo?"

Medo: "st! El amo esta aquí. Saluda al amo". El esclavo saluda al amo. “¡Salve, domine!”. El amo saluda al esclavo. “¡Salve, esclavo!”

Davo: "¿Qué pasa am
Julio: “¡st! ¡Calla, esclavo! Calla y escucha." El esclavo se calla.

Julio: "En mi bolsa sólo hay 10 monedas .¿Dónde están mis demás monedas?"

Davo se calla y no responde
Emilia: “¡Responde, Davo! El amo te pregunta."
Davo responde: "Tu dinero no está aquí. ¡Pregunta a Medo!”
Julio le pregunta a Medo:” ¿Dónde están mis monedas, Medo?”
Medo no responde ninguna palabra.
Julio de nuevo le pregunta: "¿Dónde está mi dinero? ¡Responde esclavo!"

Medo acusa a Davo: “Tu dinero está en la bolsa de Davo. Davo tiene tu dinero”
Emilia: “Escucha, Davo . Medo te acusa."
Davo: "¿A quién acusa Medo? ¿A mí?"
Julio: “Calla, Medo. El esclavo que acusa a un esclavo es malo.” Medo calla.
Julio no acusa a Davo, pero lo interroga: “¿Está mi dinero en tu bolsa, Davo?”
Davo: “En mi bolsa no está tu dinero, amo”
Julio: “¿Dónde está tu bolsa?”
Davo: “Aquí está. Ésta está mi bolsa”
Julio: "Pon tu bolsa en la mesa!"
Davo pone su bolsa en la mesa. La bolsa de éste ya está en la mesa. Julio pone su bastón en la mesa. El bastón del señor está en la mesa.
Davo: “Mira, en mi bolsa no hay ninguna moneda”. Julio no ve ninguna moneda en la bolsa. En la bolsa de Davo no hay ninguna moneda . La bolsa de éste está vacía. Davo no tiene el dinero del amo.

Julio: "Oh! Davo es un buen esclavo: no tiene mi dinero. “¡He aquí tu moneda, Davo!”. Julio pone una moneda en la bolsa de Davo.
Ya la bolsa de Davo no está vacía. En la bolsa de éste hay una moneda. Davo está contento.
Julio: "Toma tu bolsa y vete, buen esclavo". Davo toma su bolsa y se va.
Medo ve el bastón que esté encima de la mesa. ¡Medo también se marcha! ¿Por qué se marcha Medo? Medo se marcha porque éste tiene el dinero del señor en su bolsa!
Medo y Davo están ausentes.

ESCENA TERCERA
Julio: " Davo es un buen esclavo. Él no tiene mi dinero. Pero, ¿dónde está mi dinero, Medo? ¿Quién tiene mi dinero?". Medo no responde.

Julio:" ¿dónde está Medo? ¿Por qué no responde?"
Emilia: "Medo no responde porque está ausente. Ningún esclavo está presente"
Julio llama a Medo: "Medo, ven!" Pero Medo que está ausente, no lo oye y no viene.
Julio llama de nuevo: "¡Medo! ¡Ven, mal esclavo!". Medo no viene.

Julio: "¿Por qué no viene Medo?"
Emilia: "Medo no viene porque él tiene tu dinero! LA bolsa de éste no está vacía". Emilia ríe. Julio está enfadado, él no ríe.

Julio: "¿Dónde está mi bastón?". Julio no ve el bastón, que está encima de la mesa.
Emilia: "He aquí el bastón en la mesa".

Julio toma el bastón y se marcha

CAPITULUM QUINTUM. VILLA ET HORTUS
I
Aquí está la casa y el huerto de Julio. Julio habita en una casa grande. El padre, la madre y los tres hijos habitan en la casa. Julio y Emilia tienen tres hijos: dos hijos y una hija – no dos hijas.

En la casa habitan muchos esclavos. El dueño de éstos es Julio: éste tiene muchos esclavos. También habitan en la casa muchas esclavas. La dueña de éstas es Emilia: ésta tiene muchas esclavas.

Julio habita en su casa con su familia grande. El padre y la madre habitan con Marco, Quinto y Julia. Julio y Emilia habitan en la casa con sus hijos, esclavos y esclavas.
La casa de Julio está en un gran huerto. En Italia hay muchas casas con grandes huertos. En el huerto hay rosas y lirios. Julio tiene en su huerto muchas rosas y muchos lirios. El huerto de Julio es bello, porque tiene muchas y bellas rosas y lirios.
Emilia es una mujer bella. Sira no es una mujer bella, y nariz de ésta no es bella, sino que es fea.
Sira, que es una esclava buena, tiene una nariz grande y fea. Julio es el marido de Emilia, mujer bella. Julio ama a Emilia, porque ésta es una mujer bella y buena. Emilia ama a su marido Julio y habita con él. El padre y la madre quieren a sus hijos. Julio no está solo, sino que habita en su casa con Emilia y con su familia grande.

En la casa hay dos puertas: una puerta grande y una puerta pequeña. La casa tiene dos puertas y muchas ventanas.
En la casa de Julio hay un gran atrio con una piscina. ¿Qué hay en la piscina? En ésta hay agua. En el atrio no hay ninguna ventana.

También en la casa hay un jardín grande y bello. “Perystilo” es una palabra griega. En las casas griegas y romanas hay jardines grandes y bellos. ¿Hay una piscina en el jardín? Ésta no está en el jardín, sino en el atrio. En el jardín hay un pequeño huerto.

En la casa hay muchos dormitorios. Quinto duerme en un pequeño dormitorio. ¿Es grande el dormitorio de Marco? El de éste también es un dormitorio pequeño. Julio y Emilia duermen en un dormitorio grande. ¿Dónde duermen los esclavos? Éstos también duermen en sus dormitorios. ¿Son grandes los dormitorios de éstos? Éstos no son dormitorios grandes y muchos esclavos duermen en un dormitorio. También muchas esclavas duermen en un dormitorio, pero éstas no tienen habitaciones grandes.
Emilia está en el jardín. ¿Está sola? Emilia no está sola: sus hijos están con ella en el jardín. Julio está ausente. Emilia está en la casa sin su marido Julio. ¿Dónde está Julio? Está en la ciudad de Túsculo sin Emilia, pero con cuatro esclavos.

II
Emilia con Marco, Quinto y Julia en el jardín está. Julia ve hermosas rosas en el jardín y de Emilia se aleja. Ella ya no esta con Emilia. Emilia no la ve. La niña está en el jardín.

Emilia ordena: "¡Marco y Quinto! llamad a Julia."
Marco y Quinto llaman a Julia: "¡Julia, ven!" Pero Julia no los oye ni viene.
Julia llama a los niños: "¡Marco y Quinto! ¡Venid! Aquí hay muchas rosas."
Los niños escuchan a Julia y éstos se alejan de Julia.

Quinto: "¡Julia, coge las rosas!"
Julia coge las rosas y con cinco rosas viene del jardín.

Julia: ¡Mira madre!, ¡mirad, niños! ¡Mirad mis rosas!" Julia está contenta, las rosas le encantan.
Emilia:" ¡He aquí una niña hermosa con rosas hermosas!". Las palabras de Emilia encantan a Julia.
Marco: "Las rosas son hermosas, la niña sin rosas no es hermosa". Las palabras de Marco no agradan a Julia.
Emilia (enfadada): "¡Calla, niño malvado! Julia es una niña hermosa, con rosas y sin rosas."
Julia: "¡Escuchad, Marco y Quinto!"
Marco: "Madre no ve tu nariz fea."
Marco y Quinto rien: "¡Jajaja!"
Julia: "¡Escucha, mamá! ¡Los niños se ríen de mí!"
Julia llora y con una rosa se aleja de ellos.
Emilia: "¡Callad, niños malos! La nariz de Julia no es fea. ¡Salid del jardín! ¡Tomad las demás rosas y ponedlas en agua!"

Los niños cogen las cuatro rosas restantes y con ellas se van.

Emilia, que está ya sola en el jardín, llama a las esclavas: "¡Delia y Sira! ¡Venid!"
Delia y Sira vienen del patio. Emilia las interroga: "¿Están los niños en el atrio?"
Delia responde: "En el atrio están."
Emilia: "¿Qué hacen Marco y Quinto?"
Delia: "Los niños toman agua del estanque..."
Sira: "...y en agua han puesto las rosas."
Entonces Emilia y las esclavas escuchan a los niños desde el atrio: Quinto llora y Marco ríe.
Emilia: "¿Qué hacen los niños? ¡Ve, Delia! ¡Marcha y pregúntales!". Delia se aleja de Emilia y Sira.
Emilia interroga a Sira: "¿Dónde está Davo?"
Sira responde: "En la ciudad está con el amo."
Delia viene desde el atrio y llama a la señora: "¡Ven, oh ama! ¡Ven!"

Emilia: "¿Qué hay Delia?"
Delia: "¡Quinto está en el estanque!"
Emilia: "¿En el estanque? ¿Qué hace el niño en el estanque?"
Delia: "Golpea el agua y te llama."
Emilia: "¿Qué hace Marco?"
Delia: "Él ríe, porque Quinto está en el agua."
Emilia: "¡ooh! ¡Marco es un niño malo! ¡Id! ¡Llamad a Julio, esclavas!"

Sira : "Pero el amo está en la ciudad."
Emilia: "ooh! De nuevo ya Julio está ausente."
Delia: ¡Ea! ¡Ven, ama, y pega a Marco!"
¿Qué hace la señora? La señora enfadada se aleja con las esclavas del jardín.
CAPITULUM SEXTUM. VIA LATINA

ESCENA PRIMERA (I)
En Italia muchas y grandes vías hay: vía Appia, vía Latina, vía Flaminia, vía Aurelia, vía Emilia. Vía Appia está entre Roma y Brundisio; vía Latina está entre Roma y Capua; vía Flaminia entre Roma y Arimino; vía Aurelia entre Roma y Genua; vía Emilia entre Arimino y Placentia. Brundisio, Capua, Arimino, Genua, Plancentia, Ostia grandes ciudades son. ¿Dónde está Ostia? Ostia está cerca de Roma. Túsculo también está cerca de Roma. Brundisio no está cerca de Roma, sino lejos de Roma. La vía Appia larga es. Vía Latina no es tan larga como la vía Appia. ¿Qué larga es la vía Flaminia? Ni ella es tan larga como la vía Appia. El río Tíber no es tan largo como el río Pado. Alrededor de las ciudades muros hay. Alrededor de Roma hay un muro antiguo. En el muro Romano 12 puertas hay. La puerta primera romana es la puerta Capena. Alrededor de la ciudad de Túsculo el muro no es tan largo como alrededor de Roma.
La casa de Julio está cerca de Túsculo. Desde la ciudad de Túsculo hacia la casa de Julio la vía no es tan larga. He aquí Julio y 4 esclavos en la vía. Julio va desde la ciudad a su casa. El amo y los esclavos van desde la ciudad a su casa. El amo está en la litera. Dos esclavos llevan la litera con el amo. Los esclavos que llevan la litera son Urso y Davo. Julio no anda en la vía, los esclavos lo llevan. Syro y Leandro andan. Syro lleva el saco y Leandro también lleva el saco. Syro y Leandro llevan dos sacos en los hombros. Los sacos que llevan Urso y Leandro son grandes. Pero el saco que lleva Syro no es tan grande como el saco de Leandro. Cuatro esclavos llevan al señor y dos sacos desde la ciudad a la casa.
Julio está en la litera entre Urso y Davo. Urso está ante Julio, Davus está detrás de él. Syro y Leandro no andan delante de la litera, sino detrás de la litera. ¿Viene Julio desde la casa? De la villa no viene. ¿De dónde viene Julio? Viene de la ciudad. ¿A dónde va Julio? Va a la villa. Detrás de él está Túsculo, delante de él está la villa.

Julio solo no está, pues cuatro esclavos están junto a él. Medo no está cerca del amo, pues éste teme al amo furioso. Medo es un esclavo malo, que tiene las monedas del señor en su saco. El amo pega con el bastón a los esclavos malos. Así pues los esclavos malos temen al amo y al bastón de éste. Davo en cambio es un esclavo bueno, éste no ama a Medo. Davo no es amigo de Medo, pues un esclavo bueno y un esclavo malo no son amigos, sino que son enemigos. Medo es enemigo de Davo. Urso en cambio amigo de Davo es.

ESCENA SEGUNDA (II):
Medo está ausente de su amo. ¿Está en la ciudad de Túsculo? Medo en Tusculo no está; ni está en Roma, sino en la vía Latina entre Roma y Túsculo. ¿De dónde viene Medo? Viene de Túsculo, y él no va hacia la casa de Julio. ¿Dónde va Medo? Va a Roma. Túsculo está detrás de él, Roma delante. Medo camina por la vía Latina de Túsculo a Roma.
También Cornelio, amigo de Julio, está en la vía Latina entre Roma y Túsculo. ¿De dónde viene Cornelio? Él no viene de Túsculo, sino de Roma. ¿Dónde va? Cornelio no va a Roma, sino a Túsculo. Roma está detrás de él, delante de él Túsculo. Cornelio en caballo va. El caballo que lleva a Cornelio es hermoso. Julio y Cornelio hacia sus casas van. La casa donde vive Julio está cerca de Túsculo. ¿Dónde vive Cornelio? Él vive en Túsculo.
Ya Julio está cerca de su casa. Los esclavos que llevan la litera están cansados. El amo, sin embargo, no está cansado, pues él no camina. Julio es llevado por Urso y Davo, así pues, él no está cansado. Syro y Leandro están cansados, pues ellos llevan dos sacos grandes en los hombros, ¡Y los sacos no están vacíos! Los sacos que son llevados por Syro y Leandro son grandes, pero el saco que lleva Syro no es tan grande como el saco que es llevado por Leandro. Así pues, Syro no está tan cansado como Leandro. Cornelio no está cansado, pues él en caballo es llevado. Julio es llevado en la litera. Los esclavos caminan. Los amos son llevados. Medo camina, pues es un esclavo y no tiene caballo.

Julio cerca de su casa está. Medo, sin embargo, que al amo enfadado teme, lejos de la casa de Julio está. El amo es temido por el esclavo malo. Medo cerca de Roma está; ya los muros romanos son vistos por él y la puerta Capena. (Él que viene de la vía Latina por la puerta Capena entra a Roma.) ¿Por qué va Medo a Roma? Va a Roma, porque Lidia vive en Roma, pues Lidia amiga de él es: Medo a Lidia ama, y él es amado por ella. Medo es llamado a Roma por su amiga, que es una mujer hermosa y buena. Así pues, él no está cansado y canta feliz:
-La vía a Roma no es larga, donde vive mi amiga hermosa.
¡Pero lo que Medo canta no es escuchado por Lidia!
Julio ya está en la casa y es saludado por Emilia y sus felices hijos. Cornelio en Túsculo está. Medo, sin embargo, en Roma está delante de la puerta de Lidia. Medo llama a la puerta.

Lidia ordena: “¡Entra!”
Medo entra por la puerta y saluda a su amiga Lidia.
“Hola, ¡mi Lidia! He aquí un amigo tuyo que viene solo a Roma a ti”.
Lidia es agradada con las palabras de Medo y lo saluda: ¡Oh, amigo, hola! ¿Dónde está tu amo?”
Medo: “Julio está en la villa junto a sus esclavos-¡y él ya no es mi amo!

Las palabras de Medo son escuchadas por la feliz Lidia.

CAPITULUM SEPTIMUM. PUELLA ET ROSA

ESCENA PRIMERA (I)
He aquí Marco y Quinto ante la puerta de la casa. Los niños esperan a Julio. La madre no está junto a sus hijos, ella está en el jardín; allí espera a su marido. Emilia no está contenta, porque Julio está ausente; pues Emilia ama a su marido.
¿Dónde está Julia? Está en su habitación. Julia, que está sola allí, tiene una rosa ante su nariz. La niña llora: en los ojos de ella hay lágrimas.
Julia sujeta un espejo y lo tiene delante de los ojos. La niña se mira en el espejo y se pregunta: “¿Es fea mi nariz?” La nariz de ella sin embargo no es hermosa. Julia de nuevo llora.
Syra llama a la puerta de la habitación.
Julia: “Entra”.
Syra abre la puerta y entra dentro de la habitación y no cierra la puerta tras ella. Julia ve a Syra detrás de ella en el espejo. Syra no ve las lágrimas de Julia, porque la niña no se gira.
Syra: “oh, aquí está mi niña. Ven al huerto, Julia”
Julia ordena: “Cierra la puerta”
La esclava obedece.
Julia: “¿Es mi nariz fea, Syra?”
Syra: “¿Fea? Más bien es hermosa tu nariz.”
Julia se gira. Syra ve sus lágrimas.
Syra: “¿Qué hay, mi Julia? Limpia los ojos. Sé feliz. Tu nariz es tan hermosa como la mia.”
Julia: “Pero tu nariz no es hermosa”
Syra: “¿Qué? ¿No es hermosa mi nariz?”
Julia: “Más bien es fea”. He aquí el espejo, Syra”
Julia tiene el espejo delante de Syra, la cual su nariz ve en el espejo. La esclava cierra los ojos y calla.

ESCENA SEGUNDA (II)
He aquí que Julio va a su casa. Los esclavos ponen la litera delante de la puerta. El padre saluda a los hijos: “Hola hijos” y él es saludado por los hijos: “Hola padre”.
Julio anda hacia la puerta, que es abierta por el portero. El amo entra por la puerta a la casa. Detrás de él vienen Syro y Leandro, los cuales llevan dos sacos. El portero cierra la puerta detrás de ellos. Urso y Davo se marchan con la litera vacía.
Los niños ven los sacos llenos que son llevados por los esclavos y preguntan: “¿Qué hay en los sacos?”
Julio responde: “En el saco que lleva Leandro hay manzanas. Pon el saco aquí Leandro.”
Leandro pone el saco delante de Julio, que lo abre.

Julio: “Mirad niños: este saco está lleno manzanas.”
Julio coge una manzana del saco y se vuelve hacia Marco. "He aquí tu manzana, Marco". Julio da la manzana a Marco. El padre da una gran manzana a su hijo. Ahora Marco tiene una manzana, Quinto no tiene una manzana. Julio llama a Quinto junto a él y le da una manzana. Julio da una manzana a Quinto. Ahora Marco y Quinto tienen manzanas.
Marco:"¿Qué hay en el saco de Siro? Abre el saco, Siro. Mirad, niños: este saco está lleno de peras". Julia toma dos peras del saco. "He aquí tu pera, Marco, y la tuya, Quinto." El padre da peras a sus hijos. Los hijos que ya no sólo tienen manzanas, sino también peras, son felices. Los esclavos sin embargo no tienen ni peras ni manzanas.
Quinto: "Dale también peras y manzanas a los esclavos, padre"
Julio llama a los esclavos Siro y Leandro junto a él y les da manzanas y peras. El amo da manzanas y peras a los esclavos.

ESCENA TERCERA (III)
Emilia con Delia entra al jardín desde el patio, feliz va hacia Julio y lo saluda. Emilia le da un beso a su hombre. Julio da un beso a Emilia.
Julio: "¿Qué hace Julia?"
Emilia: "Coge rosas en el huerto"
Julio: "Corred hacia el huerto, niños, y llamadla."
Quinto corre. Marco no corre, sino que anda.
Julio ordena:" Ea, corre, Marco"
También Marco corre. Los niños corren hacia el huerto por el peristilo. Sin embargo, la niña no está allí. Los niños andan desde el jardín por el peristilo hacia el patio.
Marco: "Julia no está ni en el huerto ni en el peristilo".
Emilia:"¿Está Sira en el huerto?"
Quinto: "No está. Ninguna esclava hay allí.”
Emilia: "No solo Julia sino también Sira está ausente. Delia, ve a la habitación de Julia."
Delia va a la habitación de Julia, golpea la puerta, abre, entra a la habitación. Allí no sólo Julia, sino Sira también está. Los ojos de Julia están llenos de lágrimas.
Delia: "Ven al patio, Julia, allí tu padre te espera''
Julia limpia sus ojos y su nariz, coge una rosa, sale de la habitación. Sira y Delia van detrás de ella. Julia corre hacia el patio hacia Julio y le da un beso.
Julia: "He aquí una rosa. ¿No esa hermosa esta rosa?"
Julio: "Ninguna rosa es tan bonita como mi hija''.
Julio da un beso a su hija. ¿Llora ya Julia? En verdad ella es feliz y ríe
Julia:"¿No es fea mi nariz?"
Julio: "¿fea? En verdad es tan preciosa como... esta manzana. He aquí tu manzana, Julia". El padre a la niña le da una manzana grande y hermosa. Julia limpia la manzana y ante sus ojos la tiene.

Julia: "oh, qué bonita es esta manzana.” La niña feliz le da un beso a la manzana.
Julio: "Esta pera también es tuya, Julia". Julio le da la pera. La niña tiene ya una pera y una manzana.
Emilia: "Dales también a mis esclavas manzanas y peras
Julio llama a las esclavas junto a él y les da también manzanas y peras. Las esclavas salen del atrio felices.
¿A quién Julio le da una manzana? Al niño da la manzana. El niño al que Julio le da la manzana es hijo de él.
¿A quién le da un beso Julio? A la niña le da un beso. A la niña a la que Julio le da un beso es hija de él.

CAPITULUM OCTAVUM. TABERNA ROMANA

ESCENA PRIMERA (I)
He aquí una tienda de Roma, en la que hay muchas piedras y perlas. ¿De quién es esta tienda? Es de Albino. Albino tiene esta tienda. El que tiene una tienda es un tendero. Albino es un comerciante romano que vende piedras y perlas. Unos comerciantes venden libros, otros manzanas y peras, otros rosas y lirios.
Las piedras y perlas son adornos. Un anillo con piedra es un adorno bonito. ¡También un collar con perlas es hermoso! ¡Un collar sin perlas no es un adorno!
Muchas mujeres que caminan por este camino ante la tienda de Albino se quedan, pues se deleitan con los adornos. Las que gran dinero tienen muchos adornos se compran. Quienes ningún o poco dinero tiene solo mira los adornos, no compran.
También muchos hombres van a esta tienda. Quienes gran dinero tienen, compran adornos y se los dan a las mujeres; los demás se van de nuevo.
Las mujeres le las cuales sus maridos gran dinero tienen, muchos adornos reciben de sus maridos.
Emilia, cuyo marido es rico, muchos adornos recibe de él. Emilia tiene en el dedo un anillo y perlas en el cuello y muchos más adornos. El anillo adorna el dedo de Emilia, las perlas adornan el cuello de ella. Las mujeres con piedras, colgantes y anillos son adornadas.
En el camino cerca de la tienda de Albano caminan un hombre y una mujer. ¿Qué hombre y qué mujer? Es Medo que con Lidia, su amiga, camina. Medo es el esclavo de Julio, pero el amo de éste no está en Roma. Medo sin su amo con un mujer hermosa por los caminos de Roma camina.
Lidia un adorno bonito en el cuello tiene. ¿Qué adorno? El adorno que Lidia tiene es un collar de perlas. El cuello de Lidia es adornado con hermosas perlas; Lidia sin embargo no tienes ningún otro adorno, porque no es adinerada y su amigo tampoco es rico. (Adinerado es quien tiene gran dinero).

ESCENA SEGUNDA (II)
Albino grita: ¡Adornos! ¡Adornos de mujeres! ¡A-dor-nos! ¡Comprad adornos!
Lydia se para y se gira hacia la tienda de Albino. Lydia mira la tienda. Medo no se para y no mira la tienda.
Lydia: ¡Para, Medo! Mira aquella tienda. ¡O, qué hermosos son aquellos adornos! Lydia muestra la tienda de Albino con el dedo. Medo se gira, mira la tienda, con Lydia hacia la tienda va. Medo y Lydia se paran delante de la tienda. Albino los saluda y un collar de perlas sujeta delante de los ojos de Lydia. Albino enseña las perlas a Lydia.
Albino: En este adorno veinte grandes perlas hay. ¿Son hermosas estas perlas?
Medo: Mi amiga tiene muchas perlas.
Lydia: En esta tienda muchos otros adornos hay.
Albino les enseña tres anillos sin piedras: ¡Mirad estos anillos! ¿Son estos anillos bonitos?
Medo y Lydia miran los anillos.
Lydia: ¡En estos anillos no hay ninguna piedra!
Medo pregunta a Albino: ¿Cuántas monedas cuesta el anillo en el que hay una piedra?
Albino enseña a Medo el anillo gemado.
Albino: Este anillo cuesta cien monedas.
Medo: ¿Qué?
Albino: El precio de este anillo es de cien sestercios.
Medo: ¿Cien sestercios? ¡Qué gran precio es!

Albino: ¡Si es un precio pequeño! Mira este anillo: En este anillo una gran piedra hay, la piedra sola cuesta ochenta sestercios.

Medo: ¿El anillo sin piedra cuesta solo veinte sestercios? Albino no responde.
Medo, que otro anillo gemado ve detrás de Albino: Este anillo no es bonito, ¿cuántos sestercios cuesta aquel anillo?
Albino: ¿Qué anillo?
Medo: El de detrás de ti. ¿Cuál es el precio de aquel anillo? Medo con el dedo muestra el anillo detrás de Albino.
Albino: Aquel anillo también cuesta cien sestercios. El precio de aquel anillo es tanto como el de éste, pero tu amiga quiere este anillo, no aquel.
Lydia el anillo gemado ante sus ojos tiene.
Lydia: ¡O, qué hermoso es este adorno! Aquel adorno no es tan hermoso como éste, ni aquella piedra es tan grande como esta.

Medo: Tanta piedra para tan poco anillo no conviene.

ESCENA TERCERA (III)
Lidia, que no escucha estas palabras, enseña sus dedos a Medo, en los cuales no hay ningún anillo.
Lidia: Mira, Medo! En mis dedos no hay ningún anillo. Otras mujeres tienen los dedos llenos de anillos. ¡Mis dedos están vacíos!

Medo: ¡Mi bolsita también está vacía!
Lidia pone el anillo en la mesa. En los ojos de ella hay lágrimas. Medo que ve las lágrimas, pone su bolsita en la mesa... Y la bolsita no está vacía, sino llena de monedas! ¿Cuánto dinero hay en la bolsa de Medo? En ésta hay noventa sestercios.
Medo: Aquí hay noventa sestercios.
Albino: Pero noventa no es bastante. ¡El precio del anillo son cien sestercios!
Lidia: Dale a ese tendero cien sestercios.
Medo: Esto es demasiado gran precio! Otros tenderos venden un anillo gemado por ochenta sestercios.
Albino: ¿Quiénes son aquellos tenderos?
Medo: Quienes tienen tiendas en las otras calles.
Albino: ¿Cuáles son aquellas calles en las que están aquellas tiendas? ¿Y cuáles son aquellos adornos, que en aquellas tiendas son comprados con pequeño precio?
No hay adornos! Pero mirad estos adornos: estos anillos, estas gemas, estas perlas! Estos complementos son buenos. ¡Ni el precio de estos complementos es demasiado grande!
Medo: Coge noventa monedas- o ninguna
Albino: ¿Aquí hay noventa sestercios?
Medo: ¡Cuéntalos!
Albino cuenta los sestercios, de los cuales el número son noventa.
Albino: Son noventa.
Medo: ¿Es suficiente?
Albino no responde, sino que toma las monedas y da a Medo el anillo. Albino recibe el dinero y a Medo vende el anillo por noventa sestercios.
Medo se vuelve hacia Lidia: Recibe este anillo de un amigo tuyo... Medo pone el anillo en el dedo de Lidia. ¿En qué dedo? En el dedo medio.
Medo: Este anillo no conviene a tu dedo. ¡El anillo es demasiado pequeño o tu dedo es demasiado grande!

Lidia: Oh, Medo! El dedo medio es demasiado grande. Pon el anillo en el cuarto dedo.
Medo pone el anillo en el cuarto dedo de Lidia. El anillo es bastante grande, y le viene al dedo pues el cuarto dedo no es tan grande como el dedo medio. Lidia mira feliz su dedo y da un beso a su amigo.
Medo y Lidia se van de la tienda. Lidia que en Roma vive, le muestra la calle a Medo.
Albino grita de nuevo: "Adornos! A-dor-nos! "y espera a otros hombres adinerados, de los cuales las amigas tengan ninguno o pocos adornos.
CAPITULUM NONUM. PASTOR ET OVES

ESCENA PRIMERA (I)
Este hombre, que anda en el campo, es el pastor de Julio. El pastor no ésta solo en el campo, pues con él hay un perro negro y cien ovejas: una oveja negra y noventa y nueve ovejas blancas. El pastor tiene una oveja negra y muchas ovejas blancas. Él es el dueño de la oveja negra y de las ovejas blancas. El pastor a la oveja negra y a las ovejas blancas les da agua y comida. El pastor está en el campo con una oveja negra y noventa y nueve ovejas blancas.

La comida de las ovejas es la hierba, que está en el campo. En el río está el agua. Las ovejas comen hierba en el campo y beben agua del río, que está entre el campo y el bosque. El perro no come hierba, ni el pastor come hierba. La comida del pastor es pan, que está en el saco. Julio da el pan a su pastor. El pastor le da comida a su perro: el perro recibe comida del pastor. Así pues, el perro ama al pastor.
En Italia hay muchos pastores. Quien va por la vía Appia desde Roma a Brundisio, ve muchos pastores en los campos. El número de pastores es grande. Los dueños dan comida a sus pastores. Los perros reciben la comida de los pastores.
Detrás del campo hay montes. Entre los montes hay valles. En el campo hay una colina (una colina es un monte pequeño). En una colina hay un árbol. En el bosque hay muchos árboles. Las ovejas no están en el bosque ni en el monte, sino que están el campo. En el bosque está el lobo. Pastores y ovejas temen al lobo, pues el lobo se come a las ovejas. En el bosque y en los montes están los lobos, en los valles no hay ningún lobo.
El sol está en el cielo sobre el campo. No se ve ninguna nube en el cielo. El cielo está sobre la tierra. Montes y valles, campos y bosques están en la tierra. En el cielo está el sol y las nubes, pero encima de este campo en el cielo el cielo está sin nubes. Así pues el sol luce en el campo.
El pastor bajo el sol camina. Bajo un árbol sin embargo hay sombra. El pastor, que no ve ninguna nube en el cielo, va hacia el árbol con el perro y las ovejas. El pastor busca la sombra, también las ovejas buscan la sombra: detrás del pastor van hacia el árbol. El pastor guía a las ovejas hacia el árbol.
He aquí el pastor se tumba en la sombra del árbol con el perro y las ovejas. El árbol da sombra al pastor, al perro y a las ovejas. Pero la oveja negra con otras pocas se tumba en el sol. El pastor que está cansado, cierra sus ojos y duerme. El perro no duerme.
ESCENA SEGUNDA (II)
Mientras el pastor duerme en la hierba, la oveja negra se aleja de las ovejas blancas y corre hacia el río. La oveja negra deja a las ovejas blancas y busca el río; bebe agua del río, y ¡entra en el bosque!
El perro ladra: “Guauu!” el pastor abre los ojos, observa a las ovejas, no ve a la oveja negra. El pastor numera a las ovejas: “una, dos, tres, cuatro, cinco… noventa y nueve.” El número de ovejas es noventa y nueve, no cien. No está ausente ninguna oveja blanca, sino que está ausente la oveja negra. El pastor y el perro dejan a las ovejas blancas y buscan el bosque. El pastor deja su saco con pan en la colina.
Mientras las demás ovejas son numeradas por el pastor, la oveja negra vaga en el gran bosque, donde no hay ningún camino. La oveja, que ya está lejos del pastor y las demás ovejas, no ve ni el cielo ni el sol sobre sí misma. Bajo los árboles el sol no brilla. La oveja negra está en la sombra.
En la tierra entre los árboles hay huellas de lobo. ¿Dónde está ese mismo lobo? No está lejos. La oveja ve las huellas del lobo en la tierra, a ese mismo lobo no lo ve (en persona). Así pues la oveja no teme al lobo. La pequeña oveja vaga sin temor entre los árboles.

El lobo sin embargo está cerca de la oveja. El pastor y el perro están lejos de ella. El lobo, que no tiene comida, vaga por el bosque. El lobo en el bosque busca comida, mientras el pastor y el perro buscan a la oveja negra.
Pastor: “¿Dónde está la oveja negra? ¡Vamos! ¡Busca la oveja, perro, encuéntrala!” El perro busca a la oveja y encuentra sus huellas en la tierra, no encuentra a esa misma oveja. El perro ladra.

Pastor: “He aquí huellas de la oveja. ¿Dónde está esa misma oveja? ¡Condúceme hacia ella, perro!” El perro a su amo conduce por el bosque hacia la oveja, pero la oveja está lejos.

El lobo aúlla: “Auuh!” Y la oveja y el perro oyen al lobo. El perro corre. La oveja se para y observa mientras el lobo viene. La oveja bala: “Beee!”
¡He aquí el lobo que está ante la oveja! Ya la oveja ve a ese mismo lobo ante ella. Los ojos del lobo en la sombra brillan como gemas y los dientes como perlas. La pequeña oveja cierra los ojos y observa los dientes del lobo. El lobo busca el cuello de la oveja con los dientes…
Pero ¡He aquí, el perro corre! El lobo se vuelve de la oveja hacia el perro, que ante el lobo se para y muestra los dientes. El lobo aúlla. El perro ladra. La oveja bala.
El pastor, que ya está cerca grita: “¡Ataca al lobo!” El perro escucha el grito del pastor, y sin temor busca al lobo. El lobo sin embargo deja a la oveja y busca el monte.
El pastor también corre y mira a su oveja, que en la tierra yace. ¡En su cuello hay huellas de dientes del lobo! La oveja abre los ojos y bala a su pastor.
El pastor feliz pone a la oveja en los hombros y la lleva hacia las demás ovejas, que vagan sin pastor en el campo.
Lejos aúlla el lobo en el monte.

CAPITULUM DECIMUM. BESTIAE ET HOMINES

ESCENA PRIMERA (I)
El caballo y el asno, el león y el lobo, el perro y la oveja son animales. El león y el lobo son animales feroces, los cuales cazan y comen a otros animales. En África hay muchos leones. Los pastores temen a los leones de África, pues los leones no solo comen ovejas de pastores, sino también a los mismos pastores! No es un animal, sino un hombre el pastor; los leones sin embargo no solo comen otros animales sino también a los hombres. Las fieras y los hombres no son amigos. El perro es amigo del hombre, ese animal no es feroz.
Unos animales son aves, otros son peces, el águila es un ave feroz grande que caza pequeñas aves y las come. Las aves vuelan en el aire. Los peces en agua nadan. Los hombres en la tierra andan. El ave tiene dos alas. El hombre tiene dos pies. El pez no tiene alas ni tiene pies. El ave que vuela mueve las alas. El hombre que anda mueve los pies. El pez que nada mueve la cola. Cuando el ave vuela son movidas las alas. Cuando el hombre anda, los pies son movidos. Cuando el pez nada, la cola es movida. El que anda hace huellas en la tierra. El que vuela o nada no hace huella.
En el huerto y en el bosque hay muchas aves. El perro mira las aves que entre los árboles vuelan. El perro mismo no vuela, pues el perro no tiene alas. El perro no puede volar. Ni el pastor puede volar. El pastor tiene dos pies, así pues el pastor puede andar. Los hombres pueden andar porque tienen pies, y no pueden volar porque no tienen alas.
Mercurio sin embargo, como el ave, puede volar, pues en los pies y en el gorro suyo tiene alas. Mercurio no es un hombre sino un dios. Mercurio es el dios de los comerciantes. Un comerciante es el hombre que compra y vende. Mercurio lleva las órdenes de los dioses a los hombres, él en efecto es el mensajero de los dioses.

Los peces no pueden ni volar, ni andar. Los peces pueden nadar en el agua. ¿Pueden los hombres también nadar? Unos hombres pueden nadar, otros no pueden. Marco y Quinto pueden nadar. Julia no puede.

ESCENA SEGUNDA (II)
Neptuno puede nadar; en efecto él es el dios del mar. (El océano es un gran mar) Neptuno y Mercurio son dioses romanos. Los romanos y los griegos tienen muchos dioses. Los hombres no pueden ni ver ni escuchar a los dioses. Los dioses no pueden ser vistos ni escuchados por los hombres.
Padus es un gran río. En ese río hay muchos peces. Los peces nadan en el agua del río. En los mares y en los ríos hay un gran número de peces. Los ríos y los mares están llenos de peces. Los hombres pescan muchos peces. Nadie puede contar los peces de los ríos y de los mares. Los peces no pueden ser contados.
Los peces viven en el agua, y no pueden vivir en la tierra, pues los peces no pueden respirar en el aire. El hombre no puede respirar bajo el agua. El hombre vive mientras respira. Quien respira está vivo, quien no respira está muerto. El hombre muerto no pude ni ver ni oír ni andar ni correr. El hombre muerto no puede moverse. Cuando el hombre respira el alma entra hacia los pulmones y de nuevo sale de los pulmones. El alma es el aire que es llevado a los pulmones. Quien lleva alma es un animal. No sólo los hombres sino también los animales son bestias. Unos animales viven en la tierra y otros en el mar.
Sin alma nadie puede vivir. El hombre que no lleva alma no puede vivir. Respirar es necesario para el hombre. Comer es necesario para el hombre, nadie en efecto puede vivir sin comida. Tener comida es necesario. Tener dinero es necesario, pues quien no tiene dinero no pude comprar comida. Sin dinero la comida no puede ser comprada. Tener gemas no es necesario, en efecto nadie puede comer gemas. Las gemas no pueden ser comidas, pero quien vende sus gemas puede hacer dinero y puede comprar comida. El mercader que vende joyas hace gran dinero. Las mujeres que quieren hacer dinero venden sus joyas.
Las aves hacen nidos en los arboles; los nidos de éstas entre las ramas y las hojas de los arboles están. Las águilas hacen los nidos en los montes. En los nidos hay huevos. Las aves ponen huevos de los que salen pequeños pollos. Los perros no paren huevos sino cachorros vivos. Las mujeres paren hijos.

ESCENA TERCERA (III)
Marco, Quinto y Julia están en el jardín. Julia tiene una pelota, y con los niños quiere jugar con la pelota, pero éstos no quieren jugar con la niña. Los niños en efecto buscan nidos en los árboles. Así pues la niña juega con su perra Margarita.
Julia: "¡Coge la pelota, Margarita!"
La perra coge la pelota y mueve la cola. La niña feliz ríe y canta. Los niños oyen cantar a la niña.
Quinto: "Escucha: Julia tiene una voz hermosa"
Marco: "¡La voz de ella no es hermosa!"
La perra ve volar un ave sobre ella y quiere cogerla y no puede. El perro furioso ladra: "¡Bau bau!" La voz de él no es hermosa, el perro no puede cantar! Las aves pueden cantar, los peces no pueden, los peces no tienen voz.
Cuando el águila vuela sobre el jardín y busca comida, las aves pequeñas no se atreven a cantar y entre las hojas de los árboles se esconden. Así pues el águila no puede encontrarlas. Ni las aves ni los nidos de las aves pueden ser encontrados por el águila, porque están ocultados por las ramas y las hojas.
Sin embargo Marco encuentra el nido y llama a Quinto: "¡Ven, Quinto! En este árbol está el nido" Quinto corre.
Marco: "¡Ea! Sube hacia el árbol, Quinto".
Quinto sube al árbol. Ya él por encima de Marco en el árbol está. El mismo Marco al árbol no se atreve a subir.
Marco pregunta: "¿Cuántos huevos hay en el nido?"
Quinto: "No hay huevos sino cuatro pollos".
El nido esta en una rama pequeña. La rama que sostiene el nido no es una rama gorda, sino delgada. La rama delgada no puede sostener a Quinto, él en efecto es un niño gordo. Así que he aquí la rama con el nido, el niño y los pollos, cae a la tierra.

Marco ve caer a Quinto a la tierra. ¿Se ríe Marco? No se ríe. Marco en efecto está asustado. Ya Quinto y los cuatro pollos yacen debajo del árbol. Ni el niño ni los pollos se mueven. Los pollos están muertos. ¿Está Quinto muerto? No, en efecto Quinto respira. Quien respira no puede estar muerto. Pero Marco no lo ve respirar, ni en efecto el alma puede ser vista.
¿Qué hace Marco? Marco asustado corre hacia la casa y grita con gran voz. "¡Vamos! ¡Ven padre!"
Julio oye gritar al niño y sale al jardín. El padre ve al niño correr asustado hacia él y le pregunta: "¿Qué hay, Marco?"
Marco: "Quinto... está... muerto..."
Julio: "¿Qué? ¿Muerto? ¡Oh, buenos dioses!"
El padre, el mismo asustado, corre hacia Quinto con Marco. Julia también corre con su perra. Quinto abre sus ojos. Julio ve que el abre los ojos.
Julio: "He aquí que abre los ojos: luego está vivo.
Marco y Julia ven que Quinto está vivo. El niño sin embargo no puede andar, ni en efecto los pies pueden sostenerlo; luego es necesario que lo lleven. Quinto es llevado por Julio a la villa y en una cama es puesto.
Emilia ve que su hijo es llevado por Julio y pregunta: "¿Por qué este mismo niño no puede andar?"
Julio: "Quinto no puede andar porque no es un ave y no tiene alas! Quien quiere volar y no puede, a la tierra cae."
Emilia ve que Quinto es puesto en la cama por Julio.

CAPITULUM UNDECIMUM. CORPUS HUMANUS

ESCENA PRIMERA (I)
El cuerpo humano tiene cuatro miembros: dos brazos y dos piernas. El brazo es un miembro y la pierna es un miembro. En el brazo está la mano, en la pierna está el pie. Dos manos y dos pies en el cuerpo humano hay.
En el cuerpo hay una cabeza, no dos cabezas. En la cabeza están los ojos y las orejas, la nariz y la boca. Sobre la cabeza está el cabello. El cabello de los hombres no es tan largo como el de las mujeres. Sobre los ojos está la frente. Bajo los ojos están las mejillas. Tras la frente está el cerebro. Quien tiene un cerebro pequeño es estúpido. La boca está entre dos labios. En la boca están la lengua y los dientes. Los dientes son blancos como perlas. La lengua y los labios son rojos como rosas.
Los hombres ven con los ojos y escuchan por las orejas. El hombre que tiene buenos ojos ve bien, el que tiene malos ojos ve mal. Quien tiene buenas orejas escucha bien, quien tiene malas orejas escucha mal. Sira escucha mal, ella en efecto tiene malas orejas.
La cabeza está sobre el cuello. Bajo el cuello está el pecho. En el pecho están el corazón y los pulmones. En el corazón está la sangre, que por las venas al corazón fluye. El color de la sangre es rojo. Bajo los pulmones está el hígado y el vientre. En el vientre está la comida. El corazón, los pulmones, el hígado, el vientre son órganos humanos.
El hombre que tiene el vientre malo no puede tomar la comida, no está sano, sino que está enfermo. El hombre sano tiene el vientre bueno, los pulmones buenos, el corazón bueno.
El médico viene hacia el hombre enfermo y lo hace sano. El médico es un hombre que sana a los hombres enfermos, pero muchos enfermos no pueden ser curados por el médico.
¿Está Quinto sano? No está: el pie de él está enfermo. El niño sobre la cama está tumbado. Emilia y Sira junto al niño enfermo están. La madre junto a él está sentada y tiene su mano. Sira no está sentada, sino de pie al lado de la cama. Quinto está tumbado. Emilia sentada. Sira de pie.
Emilia: “He aquí una manzana, Quinto.”
Emilia da la manzana roja al niño enfermo, pero este no puede comerse la manzana.
La madre da una copa de agua a éste.
Emilia: “¡Bebe agua de este modo!”
La madre sostiene la cabeza de Quinto, mientras el niño bebe agua.

Emilia: “¡Ahora duerme, Quinto! ¡Duerme bien!”
La madre pone la mano en la frente del hijo: toca la frente de él. Quinto cierra los ojos y duerme.

ESCENA SEGUNDA (II)
Julio, que está con el esclavo Siro en el atrio, ordena: "Ve a la ciudad Siro y trae un médico".
El médico vive en Túsculo. Julio manda a su esclavo Siro a Túsculo y traer un médico. Siro sube al caballo, va a la ciudad, trae un médico. El esclavo con el médico va a la villa.
El médico pregunta: "¿Quién está enfermo?"
Julio: "Mi hijo Quinto está enfermo; no puede andar."
El médico: "¿Por qué no puede andar?"
Julio: "Porque el pie de él está enfermo. El niño es tonto, médico: encuentra un nido en el árbol, se sube al árbol, cae del árbol! Así pues tiene el pie enfermo y no puede andar. No sólo del pie, sino también de la cabeza está enfermo".
Julio lleva a la habitación de Quinto al médico. El médico entra a la habitación, va a la cama y observa al niño. Quinto quieto sobre la cama yace y no abre los ojos. Médico ve que el niño duerme.

El médico dice: "El niño duerme".
Sira, que escucha mal, no puede escuchar lo que dice el médico. Así pues pregunta: "¿Qué dice el médico?"
Emilia (al oído de Sira): "El médico dice que el niño duerme."
Quinto abre los ojos y ve que el médico está presente. El niño que teme al médico no se atreve a hacer ninguna palabra.
Médico: "¡Abre la boca, niño! ¡Enseña la lengua!"
Siria: "¿Qué dice el médico?"
Emilia: "El médico ordena que Quinto abra la boca y enseñe la lengua."
Quinto abre la boca y enseña la lengua al médico. El médico ve que la lengua de él está roja.
Médico: "La lengua de él es roja".
Sira: "¿Qué dice?"
Emilia: "Dice que la lengua de él es roja".
El médico también mira los dientes de Quinto y entre los dientes blancos ve uno negro. No es sano el diente que tiene un color negro.

Médico: "El niño tiene un diente negro"
Quinto: "Pero el pie no me duele; luego el diente no está enfermo. El pie me duele... y la cabeza".
Sira: "¿Qué dicen?"
Emilia: El médico dice que Quinto tiene un diente negro y Quinto dice que le duele el pie y la cabeza, no el diente."
Julio: "No cures el diente, sino el pie solamente, médico!"
El médico mira el pie de Quinto y pone el dedo junto a su pie: el médico toca el pie de el. El niño siente el dedo del médico en su pie.
Quinto: "¡Ei, ei, el pie duele!"

ESCENA TERCERA (III)
Médico (a Julio): "¡Mantenle el brazo del niño!" (a Emilia) "¡Mantén la taza bajo el brazo!" (A Quinto)."¡Cierra los ojos niño!". El médico obliga a Quinto a cerrar los ojos, porque el niño tiene miedo al cuchillo del médico.
He aquí el médico pone el cuchillo junto al brazo del niño. Quinto asustado siente el cuchillo del médico en su brazo, y no se atreve a abrir los ojos. Los pelos se ponen de punta. Su corazón palpita. El médico abre la vena. La sangre roja del brazo fluye hacia la taza.
Quinto siente que la sangre del brazo fluía y se estremece. La frente y las mejillas son blancas como los lirios.
El médico ordena que el niño abra los ojos: “Abre los ojos, niño”
Y el niño no abre los ojos. El niño quieto sobre la cama yace como muerto.
Syra:” ¿Por qué Quinto no abre los ojos? O buenos dioses. El niño está muerto.”
Quinto ahora respira, luego no está muerto. Pero Syra piensa que él está muerto, porque no lo oye respirar. Julio y Emilia observan a su hijo quieto y callan.
El médico pone la mano sobre el pecho del niño y siente que él respira y que el corazón de él palpita.
Médico: “El niño respira y su corazón palpita”
Emilia se alegra porque su hijo vive.
Syra: “Qué dice el médico?”
Emilia: El médico dice que “Quinto respira y su corazón palpita”. “Luego Quinto vive”
Syra está feliz de que Quinto viva.
Sira oculta la sangre del brazo del hijo. Ya el niño abre los ojos.
Quinto: "¡Ay! Duele el brazo"
La madre ve que su hijo vive y lo oye
Emilia ordena: "Acerca el agua, Sira" Y la esclava no oye las palabras de la señora.
Julio: "La señora ordena que tú acerques el agua, Sira"
Sira se va y vuelve con otra copa llena de agua. Emilia tiene la copa, mientras Quinto bebe.
Médico: "Ahora es necesario que el niño duerma"
Sale el médico. El niño que tiene miedo al médico, se alegra de que él se vaya.
Julio: "Ahora nuestro hijo no sólo del pie, sino también del brazo está enfermo"
Emilia: "Aquél médico gordo no puede sanar a nuestro hijo".
Emilia no piensa que el médico pueda sanar a su hijo enfermo.
Sira: " El médico es idiota. No tiene ni corazón ni cerebro".
Sira dice que el médico es idiota. Julio y Emilia piensan que él es idiota, no lo dicen.

CAPITULUM .

ESCENA PRIMERA (I)